Ir al contenido principal

Entradas

El patinaje urbano no es solo cosa de niños

Entradas recientes

Mujer y Guardia Civil

Han pasado 30 años. 
En pleno 2018, en toda España son 5.526 las agentes en la institución, un 7% del total.  Su día a día se encarna en las historias de Pilar, Magdalena, Aránzazu, Sheila, Nerea o Sandra. "Aún falta trecho para la igualdad. Quedan unidades a las que aún no ha llegado una mujer”.













Texto Carmen Remírez
Fotos Iván Benítez
En treinta años han cambiado muchas cosas para la mujer en la sociedad y en la Guardia Civil. Desde el 1 de septiembre de 1988, el sexo ya no es un impedimento para acceder al Instituto Armado y algunas de esas pioneras que ese otoño estrenaron los precarios vestuarios femeninos en la Academia de Baeza (Jaén) siguen hoy vistiendo con orgullo el uniforme y el tricornio. Para seguir, en ese tiempo se ha normalizado mucho la condición de agente de la Benemérita en una sociedad en la que la lacra del terrorismo etarra es afortunadamente un mal recuerdo y no tienen ningún problema en dar la cara para estas páginas como mujeres, sí, pero como guardias civil…

El beso de Unai

"Estos chicos y chicas, consigan algo o no, no salen en ningún sitio. Destacan, pero cuesta integrarlos”. El sonido de las olas del mar toman el relevo a las palabras de lamento de María, madre de Rubén Pascual, un joven campeón del mundo y subcampeón de Europa de atletismo con discapacidad intelectual que participó en la jornada de Buceo Adaptado que llevó a cabo en agosto en Getaria la Federación Navarra de Actividades Subacuáticas (FNDAS ) con nueve chicos y una chica con diferentes discapacidades. “Ellos lo que quieren es estar ahí, no importa la profundidad”, explica en la misma orilla de la playa otro de los padres. “No buscas que mejoren en el aspecto técnico, no es el objetivo. Solo buscamos sensaciones, su felicidad”.
Para Itziar Marquina Arteta, instructora de buceo del FNDAS, esta experiencia en el mar “la viven los chavales con mucha ilusión”, dice. “Además, no muestran pegas ni miedo a nada. Eso sí, tenemos que adelantarnos a sus necesidades. Sobre todo controlar sus…