Ir al contenido principal

papá y mamá a la vez


María había cumplido su cuarto mes de vida cuando Miren, su madre, murió de forma repentina. Sucedió hace 11 años, en pleno San Fermín. Su marido, Ignacio Cascante Díaz, un joven ingeniero de 29 años, se encontraba por trabajo de viaje en Alemania. Miren tenía 34 años.
"Cuando decides formar una familia y de la noche a la mañana la vida cambia, te quedas muy tocado. No es algo que decides. Se te impone". Ignacio conversa despacio. Lo hace frente a un pequeño esquema que ha elaborado para que no se le olvide nada. Le gustaría que su experiencia ayude a otros en la misma situación.
Se volvió a casar hace cinco años con Marimar Calleja, una barcelonesa de 41 años que conoció en un curso de catequesis en una parroquia de Pamplona. "Al principio no puedes tomar grandes decisiones", apunta Ignacio, "pero hay que sobrevivir. Afortunadamente, mis padres y los de Miren residían en Pamplona y me ayudaron a cuidar a María mientras preparaba el papeleo que conlleva el duelo. Durante un tiempo, nos trasladamos a casa de mis padres. Para no perder nuestra independencia pasábamos los fines de semana en mi casa". Ignacio lo primero que necesitaba era estabilizar la situación. "En esta coyuntura no hay que emprender grandes cambios. Yo seguí trabajando para ocupar todas las horas del día".
Marimar entra a casa cargada con bolsas. Sonríe. "¿Puedo escuchar?", dirige una mirada cómplice a su marido desde la cocina. María sale de su habitación y enseña a su padre un folio en blanco. "¿Papi, cómo dibujo el eslogan que nos han mandado en el colegio sobre el pan, en horizontal o vertical?", María orienta el papel en blanco en los dos sentidos buscando la dirección correcta. "Mejor en horizontal", aconseja su padre y continúa. "Fueron momentos complicados. Estás solo con el bebé y la gente opina. Aconseja demasiado. Te recomiendan actuar de una manera o de otra... Está bien que te ayuden en el trance, pero el padre era yo y las decisiones debían gozar de una cierta independencia". Marimar sale de la cocina y se acomoda en uno de los sofás. "El rol de ser padre y madre a la vez es complejo. Físicamente agota. Y este cansancio influye en el carácter. Hay que saber cuándo descansar". En estos momentos de debilidad, los familiares desarrollaron un papel fundamental. "En estas edades en las que los niños tienden a enrabietarse, es importante conservar las decisiones". Ignacio valora de manera muy especial el papel de la mujer como madre. "Los padres y las madres somos muy distintos psicológicamente. La niña lo sentía. Le hacía falta la referencia de una madre. Yo soy bastante cariñoso y a mi hija María le he dado todo el afecto que he podido, pero hay cosas que no he conseguido entregarle. La madre aporta una relación emocional de un tipo y el padre de otro". María ha terminado el dibujo. Se lo enseña a su padre: ha pintado un hombre musculoso con un bocata en la mano. Acto seguido, se sienta al lado de Marimar, le agarra de la mano. "María fue creciendo y se sucedieron las preguntas. Al escolarizarla, empezó a sentirse diferente en clase. Mientras sus compañeros hablaban de su madre, María lo hacía de su padre y sus abuelos. Preguntaba: ¿Y por qué no está mamá? El nivel de su conciencia sobre la ausencia fue aumentando. Las preguntas eran cada vez más complejas. Había que responderlas, adaptándolas a su edad. Los libros sobre educación y crecimiento del niño han sido muy útiles. Los bebés vienen sin manual", ríe. Para que María no perdiera las raíces de su madre biológica, Ignacio optó por no perder la relación con la familia de Miren. "Todas las navidades cenamos una noche con ellos", apunta. "Han aceptado muy bien a Marimar".
Al morir Miren, Ignacio escribió en un papel todo lo que quería seguir recordando de ella. En este legado protege un torrente de valores que le gustaría entregar a María cuando sea algo más mayor. "Afortunadamente, encontré a Marimar que, sin precipitarse, creó su propia relación con María. Es una mujer que posee un gran corazón", precisa Ignacio. "El inicio fue muy difícil. No teníamos tiempo para nosotros", expresa Marimar. "Tres años después, de repente, María llamó mamá a Marimar. Ahora, sabe que tiene dos madres". (Artículo publicado en Diario de Navarra)

Comentarios

  1. He vuelto a leerlo y se me ha caído de nuevo el corazón al estómago. Recuerdo cuando llegó Fernando a Pamplona, para San Fermín, y se encontró con el fallecimiento de Miren, su secretaria en el periódico... qué fuerte. Admirable, Ignacio.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

5ª planta de la zona covid del Complejo Hospitalario de Navarra

Quinta planta de la zona covid del Complejo Hospitalario de Navarra. El neumólogo accede a la habitación 530. En su interior, Jorge, de 50 años, tumbado en la cama de medio lado y conectado a una máquina de oxígeno. - Buenos días, ¿cómo estás? Los compañeros de la UCI te están viendo muy de cerca. Tu respuesta es buena. -Por favor, evitad llevarme a la UCI lo máximo posible. -Es cuestión de tiempo. Nosotros no curamos tanto. Lo que hacemos es ganar tiempo para que tu organismo reacciones (…). -¿Qué tal comes? -Comer, como bien, pero sigo triste por lo de mi padre. Está ingresado por neumonía bilateral por covid. Está estable. Pero es una persona de 87 años… Es el miedo que tengo. Sé que es un hombre fuerte y va a pelear como un jabato. Dos días después, fallecía el padre de Jorge por covid.   

Año 2020, latido a latido

El año 2020 comenzó con una entrevista de los niños de 3º de Infantil del colegio Luis Gil de Sangüesa a los Magos de Oriente. "¿Tenéis madre?", les preguntaron Andrea y Javier  a Melchor, Gaspar y Baltasar. A partir de ese momento, la vida se derramó por la grieta de lo inesperado, provocando un torrente de acontecimientos difíciles de olvidar, escribiendo con mayúsculas un mensaje claro, contundente: "EMPATÍA, NADIE ES INMORTAL".   Por eso, tal y como hizo Erika Balsom en el Festival Punto de Vista, tomemos este 2021 la caracola de los recuerdos y escuchemos.   (Fotos publicadas en Diario de Navarra) ----------------------------------------------------- Enero  La primera carta a los Magos Mañana de Reyes en Orkoien  "Si no es sí, es no" Febrero 2020   #BlackLivesMatter                      N- 121A                  Carretera asesina  To ros  Casta Navarra Febrero   9 años de guerra en Siria  Liberación de Alepo. Foto inferior,  Hama Provincia de Idlib    

"Por favor, no nos olvidéis"

La gran tragedia de este siglo se localiza a poco más de tres horas y 45 minutos de avión, en vuelo directo desde Barcelona. “La gran tragedia”. Así es como calificó el alto comisionado de Naciones Unidas a la guerra de Siria, dos años y medio después de comenzar en marzo de 2011. “Si no se detienen los combates, este país desaparecerá tal y como lo conocemos”, advirtió Antonio Guterres. “Siria se ha convertido en una catástrofe humanitaria y desplazamiento sin igual en la historia reciente”. Cuando el representante de la ONU pronunció estas palabras, el 10% de los habitantes de Siria se habían visto obligados a abandonar sus hogares. Hoy esta tragedia va mucho más allá. El país se desangra. Con más del 50% de su población desplazada y más de 500.000 muertos, camina hacia el borde del abismo de una hambruna que podría llevar a la muerte a millones de niños. La muerte invisible. El 15 de junio se cumplieron 9 años y 3 meses del inicio de un conflicto al que se suman un duro embargo econ