Ir al contenido principal

Talibes: los niños de las latas de tomate...

They wear with tomato paste cans that hang around their necks. Talibes are taken by local Islamic teachers, known as marabouts, to study the Muslim holy book, the Koran.Live often in appalling conditions where hunger, thirst and diseases are rampant. Begging is part of the coranic education. During day time, marabouts send their talibes out into the street to beg. They enquire a certain quota equivalent to one dollar a day, if the talibes do not meet the quota, they are severely beaten.



Según Unicef, cada año, 4.5 millones de muertes golpean a los niños africanos menores de cinco años.
Un informe publicado por la ONG Plan Internacional titulado 'Aprender sin miedo' denuncia que los niños africanos son "los más proclives" a sufrir maltratos y castigos corporales en las escuelas. Según el estudio, denuncia que dos de cada tres alumnos africanos son víctimas del 'bullying' (acoso escolar). La campaña pretende atajar las tres causas de abusos que más afectan a los estudiantes: el maltrato corporal, la violencia sexual y el hostigamiento escolar.
En Kenia entre el 63,2% y el 81,8% de los estudiantes son objeto de 'bullying'. Por ello, Plan Internacional desarrolló 'Childline Kenya', un número gratuito (116) al que ya han llamado 30.000 niños para denunciar algún maltrato.
En Malawi, una de cada cuatro niñas "teme ser atacada en el camino a la escuela", asegura el estudio.
En Sudáfrica, el 25% de los maestros admite haber abusado de alguno de sus alumnos. Mientras que en Benin un 79% de los escolares dice ser castigado corporalmente por los profesores.

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cicatrices

Hay reportajes en los que uno trabaja con un nudo en la garganta. El miércoles pasado acompañé a María Vallejo, periodista de Diario de Navarra y superviviente de un cáncer de mama, a una pasarela de lencería organizada por Saray. Un evento en el que las modelos fueron siete mujeres que sufren la enfermedad. Algunas tienen pecho y otras no. Nos colamos en su intimidad. En sus lágrimas y sonrisas. Este fue el resultado de aquella tarde. Gracias María.




El ritual de Sergio Colás

Cuando fuimos contrabandistas

La madrugada de su muerte, no le acompañaba su hermano. Le dispararon tres veces. A bocajarro. Por la espalda. Ocurrió justo antes del amanecer.


Nicolás Ibarra murió el 27 de marzo de 1959 en un bosque de hayas que conocía muy bien. A diez kilómetros del caserío que le vio nacer en Mezkiritz (Valle de Erro) y donde vivía con sus padres y hermanos. Un cabo de la Guardia Civil destinado en Viscarret le esperó emboscado. Nicolás tenía 28 años cuando murió. Esa noche cubría a pie la ruta Sorogain- Espinal- Lusarreta con un paquete de puntillas de ganchillo a la espalda. La causa de su muerte, recuerda la familia, la “única” que se ha dado en el valle, tuvo como origen la disputa entre los guardias de los puestos de Viscarret y Espinal por hacerse con el control del dinero de los sobornos. Unos y otros querían ganar su parte del negocio. Su situación también era de precariedad. Al principio, los traficantes trabajaban con los de Viscarret, pero cambiaron de ruta y dejaron de pagarles, para…