Ir al contenido principal

Chus

Chus tiene 37 años y no ha pasado buena noche. Una noche más ha dormido en un cajero... Así comenzaba el reportaje publicado el 15 de abril en Diario de Navarra. Pues bien, Chus ha muerto, en la calle. Al parecer, sufrió un ataque epiléptico y cayó al suelo. El golpe fue mortal.
Reportaje completo

Comentarios

  1. Yo me lo encontré una noche de invierno acurrucado en un cajero. No entré para no perturbar su sueño y porque tenía miedo. Era de noche, no había nadie en la calle, yo estaba sola y no sabía cómo podía reaccionar. Quizá simplemente se hubiera movido para dejarme paso y yo le hubiera dado algo del dinero que hubiera sacado. Pero me fui y preferí dejarle dormir y hacer la gestión al día siguiente. Luego leí su historia en tu reportaje. Ahora estoy hecha un mar de dudas, tristeza y remordimientos. Podría haberle ayudado. Pensé en llamar, pero ¿a quien? ¿a la policía municipal? ¿hubiera sido eso mejor o peor para él? ¿al 112? ¿quién se hace cargo de ellos? Yo sé que algunos no quieren ir a los refugios de Cáritas. Yo procuro ayudar a los proyectos concretos, con nombre, apellidos y presupuestos de mi parroquia, a Cáritas a las misiones diocesanas, también con sus proyectos de los que nos informan con su presupuesto y su desarrollo. Y cuando me asalta alguno por la calle a veces pienso si será un necesitado de verdad o un explotado por alguna de esas mafias que existen. Mi padre daba a todo el que le pedía aunque vivió toda su vida agobiado por las deudas. cuando le decían ¿pero no ves que ése se va a gastar el dinero en emborracharse?, su máxima era: mi deber de conciencia es dar al que me pide. Lo que él haga con ese dinero es cosa de su conciencia.
    Descanse en paz Chus después de esa vida dura que le ha tocado vivir y espero que desde donde esté ahora pueda perdonarme que una noche oscura de invierno al verle acurrucado en un cajero, me detuviera a mirarle, pensara que hacer y no hice nada. Lo siento.No sabes cómo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cicatrices

Hay reportajes en los que uno trabaja con un nudo en la garganta. El miércoles pasado acompañé a María Vallejo, periodista de Diario de Navarra y superviviente de un cáncer de mama, a una pasarela de lencería organizada por Saray. Un evento en el que las modelos fueron siete mujeres que sufren la enfermedad. Algunas tienen pecho y otras no. Nos colamos en su intimidad. En sus lágrimas y sonrisas. Este fue el resultado de aquella tarde. Gracias María.




El ritual de Sergio Colás

Cuando fuimos contrabandistas

La madrugada de su muerte, no le acompañaba su hermano. Le dispararon tres veces. A bocajarro. Por la espalda. Ocurrió justo antes del amanecer.


Nicolás Ibarra murió el 27 de marzo de 1959 en un bosque de hayas que conocía muy bien. A diez kilómetros del caserío que le vio nacer en Mezkiritz (Valle de Erro) y donde vivía con sus padres y hermanos. Un cabo de la Guardia Civil destinado en Viscarret le esperó emboscado. Nicolás tenía 28 años cuando murió. Esa noche cubría a pie la ruta Sorogain- Espinal- Lusarreta con un paquete de puntillas de ganchillo a la espalda. La causa de su muerte, recuerda la familia, la “única” que se ha dado en el valle, tuvo como origen la disputa entre los guardias de los puestos de Viscarret y Espinal por hacerse con el control del dinero de los sobornos. Unos y otros querían ganar su parte del negocio. Su situación también era de precariedad. Al principio, los traficantes trabajaban con los de Viscarret, pero cambiaron de ruta y dejaron de pagarles, para…