Ir al contenido principal

SOS Atena

La Fundación Atena Psicoballet  necesita ayuda ya!!. 
"Hemos estado todo el personal en ERE durante julio y agosto. No sé si llegaremos a final de mes. La resoluciones se pagan en cuatro veces, el jueves recibimos el segundo pago. Esto significa que... - se hace el silencio- o nos ayudan o no se sabe...Cerrar es la última opción”, manifiesta Nieves Santesteban, presidenta de la Fundación, mientras observa a los alumnos entrar a clase. 
En esta fundación sin ánimo de lucro hay 110 alumnos y trabajan 11 personas.
“Nuestros alumnos son ciudadanos con pleno derecho y el arte es muy importante en sus vidas”, prosigue Nieves. “¿Por qué no se nos reconoce en Navarra? Somos la única entidad en Navarra que llevamos un proyecto así. Si el próximo año va a ser peor no saldremos adelante. Hemos estado meses sin cobrar, retrasando el pago de las nóminas. Hay una apuesta importante e incondicional por parte de los padres y los profesionales. Estamos asfixiados por el retraso de los pagos a nivel público y la reducción de los ingresos por parte de las entidades privadas. Después de tanto esfuerzo y tanto trabajo. Subsistimos gracias al apoyo de las familias”.
La Fundación Atena Psicoballet es una fundación privada sin ánimo de lucro creada en 2001 por un grupo de familiares de personas con discapacidad. Su razón de ser es la formación a través del arte y su objetivo
principal es promover y fomentar el desarrollo integral de las personas con discapacidad intelectual a través del arte mejorando así su calidad de vida y acompañándoles en su proyecto vital.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cicatrices

Hay reportajes en los que uno trabaja con un nudo en la garganta. El miércoles pasado acompañé a María Vallejo, periodista de Diario de Navarra y superviviente de un cáncer de mama, a una pasarela de lencería organizada por Saray. Un evento en el que las modelos fueron siete mujeres que sufren la enfermedad. Algunas tienen pecho y otras no. Nos colamos en su intimidad. En sus lágrimas y sonrisas. Este fue el resultado de aquella tarde. Gracias María.




El ritual de Sergio Colás

Cuando fuimos contrabandistas

La madrugada de su muerte, no le acompañaba su hermano. Le dispararon tres veces. A bocajarro. Por la espalda. Ocurrió justo antes del amanecer.


Nicolás Ibarra murió el 27 de marzo de 1959 en un bosque de hayas que conocía muy bien. A diez kilómetros del caserío que le vio nacer en Mezkiritz (Valle de Erro) y donde vivía con sus padres y hermanos. Un cabo de la Guardia Civil destinado en Viscarret le esperó emboscado. Nicolás tenía 28 años cuando murió. Esa noche cubría a pie la ruta Sorogain- Espinal- Lusarreta con un paquete de puntillas de ganchillo a la espalda. La causa de su muerte, recuerda la familia, la “única” que se ha dado en el valle, tuvo como origen la disputa entre los guardias de los puestos de Viscarret y Espinal por hacerse con el control del dinero de los sobornos. Unos y otros querían ganar su parte del negocio. Su situación también era de precariedad. Al principio, los traficantes trabajaban con los de Viscarret, pero cambiaron de ruta y dejaron de pagarles, para…