Ir al contenido principal

Colgados de la noria

 
 Para que luego digan que Navarra la tiene "chica"",profiere riendo el empresario Miguel Ángel Bañuls Sañudo, mientras dirige a gritos desde el suelo el montaje de la noria móvil más grande de Europa. Bañuls controla cada movimiento de sus operarios."No sé en qué medio de comunicación lo leí el año pasado", sostiene, "se decía que la noria de Pamplona era muy pequeña. Pues ahí la tenéis", apostilla sonriente.
Alrededor de 20 hombres, ayudados por una grúa de grandes dimensiones, se desenvuelven entre los brazos de hierro de este gigante como ágiles equilibristas. Suben y bajan con soltura. Los viandantes se detienen al descubrirlos y alzan su curiosidad hacia el coloso. Ellos siguen concentrados. Desviar la atención se vuelve un desafío mortal. "Están en el eje. A unos 50 metros", manifiesta Bañuls. Aquí, en el corazón de esta atracción de 600 toneladas y 70 metros de alto, Mohamed manipula unos cables. "Y todavía quedan 30 metros hacia arriba", señala Mohamed con una sonrisa pícara.
La noria, que ha "crecido" entre las calles Río Arga y Arbizu de la Rochapea, frente al parque del Runa y el paseo Anelier, cuenta con una visión panorámica de 360 grados con la que se permite disfrutar de una manera plácida y cómoda desde el interior de una cabina acristalada de una extensa vista de la ciudad. De ahí que la velocidad sea más lenta que en el de una noria tradicional. En cada viaje pueden subir simultáneamente 336 personas. Ocho por cabina. Está adaptada a personas con minusvalía. La iluminación la proporcionan 20.000 bombillas led de bajo consumo.
A partir del 15 de julio, estos acróbatas volverán a parapetarse en lo más alto para desmontarla pieza a pieza. El siguiente destino será Bilbao.













Comentarios

  1. hola ivan soy alex el chico que te entrego el casco y cinturon para que subieras, excelente reportaje, gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

5ª planta de la zona covid del Complejo Hospitalario de Navarra

Quinta planta de la zona covid del Complejo Hospitalario de Navarra. El neumólogo accede a la habitación 530. En su interior, Jorge, de 50 años, tumbado en la cama de medio lado y conectado a una máquina de oxígeno. - Buenos días, ¿cómo estás? Los compañeros de la UCI te están viendo muy de cerca. Tu respuesta es buena. -Por favor, evitad llevarme a la UCI lo máximo posible. -Es cuestión de tiempo. Nosotros no curamos tanto. Lo que hacemos es ganar tiempo para que tu organismo reacciones (…). -¿Qué tal comes? -Comer, como bien, pero sigo triste por lo de mi padre. Está ingresado por neumonía bilateral por covid. Está estable. Pero es una persona de 87 años… Es el miedo que tengo. Sé que es un hombre fuerte y va a pelear como un jabato. Dos días después, fallecía el padre de Jorge por covid.   

Año 2020, latido a latido

El año 2020 comenzó con una entrevista de los niños de 3º de Infantil del colegio Luis Gil de Sangüesa a los Magos de Oriente. "¿Tenéis madre?", les preguntaron Andrea y Javier  a Melchor, Gaspar y Baltasar. A partir de ese momento, la vida se derramó por la grieta de lo inesperado, provocando un torrente de acontecimientos difíciles de olvidar, escribiendo con mayúsculas un mensaje claro, contundente: "EMPATÍA, NADIE ES INMORTAL".   Por eso, tal y como hizo Erika Balsom en el Festival Punto de Vista, tomemos este 2021 la caracola de los recuerdos y escuchemos.   (Fotos publicadas en Diario de Navarra) ----------------------------------------------------- Enero  La primera carta a los Magos Mañana de Reyes en Orkoien  "Si no es sí, es no" Febrero 2020   #BlackLivesMatter                      N- 121A                  Carretera asesina  To ros  Casta Navarra Febrero   9 años de guerra en Siria  Liberación de Alepo. Foto inferior,  Hama Provincia de Idlib    

"Por favor, no nos olvidéis"

La gran tragedia de este siglo se localiza a poco más de tres horas y 45 minutos de avión, en vuelo directo desde Barcelona. “La gran tragedia”. Así es como calificó el alto comisionado de Naciones Unidas a la guerra de Siria, dos años y medio después de comenzar en marzo de 2011. “Si no se detienen los combates, este país desaparecerá tal y como lo conocemos”, advirtió Antonio Guterres. “Siria se ha convertido en una catástrofe humanitaria y desplazamiento sin igual en la historia reciente”. Cuando el representante de la ONU pronunció estas palabras, el 10% de los habitantes de Siria se habían visto obligados a abandonar sus hogares. Hoy esta tragedia va mucho más allá. El país se desangra. Con más del 50% de su población desplazada y más de 500.000 muertos, camina hacia el borde del abismo de una hambruna que podría llevar a la muerte a millones de niños. La muerte invisible. El 15 de junio se cumplieron 9 años y 3 meses del inicio de un conflicto al que se suman un duro embargo econ