Ir al contenido principal

El día que eligió la segunda opción

(Publicado en Diario de Navarra)
¿Por qué no le haces a Carlos la fotografía con el bastón sobre la palma de la mano, en equilibrio, conmigo a su lado", sugiere Stella Carrascosa, su mujer. "Es una imagen con mucha intención. Carlos es un hombre que rompe moldes, que busca el equilibrio. Yo, a su lado, represento la cercanía, pero dejándole ser...". Los dos se cogen de la mano y se adentran por un trigal convencidos de su idea; sin embargo, el fuerte viento de cierzo, que sopla en ese momento -metáfora de la misma vida-, irrumpe y elimina la posibilidad de hacerla. Al final, entre risas, se dejan caer en el colchón amarillo y hablan de su historia.
 La vida de Carlos Gaspar Koch (47 años), presidente del Teléfono de la Esperanza, es como el cierzo meciendo el trigo. El frío y el calor, frente a frente, batiéndose, adaptándose el uno al otro. Una vida colmada de etapas de superación, oportunidades, fracasos, y muchas respuestas.
Gaspar creció en un barrio obrero de la periferia de Madrid. Eran los años 80. Una época dura en la que la droga arrasaba entre los más jóvenes. Por suerte, su padre, un carpintero con visión, les sacó a tiempo del barrio. Al cumplir los 13 años, Gaspar ingresó en régimen de internado en el Instituto Politécnico del Ejército (IPE nº1). Una fase de formación que recuerda con agrado y que continuó en la academia militar. Norma, disciplina, estudio y deporte forjaron una personalidad aún adolescente, marcándole a fuego. Pero, algo fallaba. Perdió el control. No conectaba con el exterior. Esta circunstancia le empujó a una honda depresión. Se derrumbó. "No sabía relacionarme fuera de la academia. Perdí mi entorno. Fue un fracaso afectivo", recuerda. A los 22 años, tras un accidente, se quedó ciego, perdió la mano derecha y algo de audición. Fue una vuelta a empezar. Sin embargo, descubre algo desconocido y agradable: a su familia. "Tuve que retomar mi vida. Volví a casa, a la casa de mi padre. Redescubrí a mi familia. Me aceptaron como fui y como quedé. Dejaron en parte su vida para que yo retomara la mía. Me devolvieron mi dignidad".
A los 26 años conoció en la ONCE de Madrid a Stella, su mujer (psicóloga en la organización), con quien retoma su vida para un proyecto vital "a dos" y a un grupo de técnicos y personas preparadas para ayudarle. Aquí comprendió el valor que posee la persona para otra persona. "El afecto te devuelve quien eres", explica Gaspar. Stella aprobó las oposiciones en Navarra y se mudaron a Pamplona. Se casaron y tuvieron tres hijos. A los 37 años, Gaspar que trabajaba vendiendo cupones en el barrio de la Milagrosa (Pamplona), sufre un accidente doméstico que le provoca sordera total en un oído. Se queda sin movilidad. "Me tengo que replantear la situación. ¿Qué hago yo ahora, me preguntaba. O me quedaba sentado en casa o avanzaba. Y elegí la segunda opción. Durante un tiempo entrené en casa. Las cuotas de enfrentamiento te hacen superar otras", señala. Gaspar se replantea todo. Gracias a un voluntario conoce el Teléfono de la Esperanza (TE). "Necesitaba sentirme útil. Aceptas un reto desconocido. Aprendes potencialidades impensables. Y te atreves a más", sonríe. "Al final, la responsabilidad de ser padre también tira de ti. Por ello -concluye-, soy feliz y doy gracias a la vida".

Comentarios

Entradas populares de este blog

5ª planta de la zona covid del Complejo Hospitalario de Navarra

Quinta planta de la zona covid del Complejo Hospitalario de Navarra. El neumólogo accede a la habitación 530. En su interior, Jorge, de 50 años, tumbado en la cama de medio lado y conectado a una máquina de oxígeno. - Buenos días, ¿cómo estás? Los compañeros de la UCI te están viendo muy de cerca. Tu respuesta es buena. -Por favor, evitad llevarme a la UCI lo máximo posible. -Es cuestión de tiempo. Nosotros no curamos tanto. Lo que hacemos es ganar tiempo para que tu organismo reacciones (…). -¿Qué tal comes? -Comer, como bien, pero sigo triste por lo de mi padre. Está ingresado por neumonía bilateral por covid. Está estable. Pero es una persona de 87 años… Es el miedo que tengo. Sé que es un hombre fuerte y va a pelear como un jabato. Dos días después, fallecía el padre de Jorge por covid.   

Año 2020, latido a latido

El año 2020 comenzó con una entrevista de los niños de 3º de Infantil del colegio Luis Gil de Sangüesa a los Magos de Oriente. "¿Tenéis madre?", les preguntaron Andrea y Javier  a Melchor, Gaspar y Baltasar. A partir de ese momento, la vida se derramó por la grieta de lo inesperado, provocando un torrente de acontecimientos difíciles de olvidar, escribiendo con mayúsculas un mensaje claro, contundente: "EMPATÍA, NADIE ES INMORTAL".   Por eso, tal y como hizo Erika Balsom en el Festival Punto de Vista, tomemos este 2021 la caracola de los recuerdos y escuchemos.   (Fotos publicadas en Diario de Navarra) ----------------------------------------------------- Enero  La primera carta a los Magos Mañana de Reyes en Orkoien  "Si no es sí, es no" Febrero 2020   #BlackLivesMatter                      N- 121A                  Carretera asesina  To ros  Casta Navarra Febrero   9 años de guerra en Siria  Liberación de Alepo. Foto inferior,  Hama Provincia de Idlib    

"Por favor, no nos olvidéis"

La gran tragedia de este siglo se localiza a poco más de tres horas y 45 minutos de avión, en vuelo directo desde Barcelona. “La gran tragedia”. Así es como calificó el alto comisionado de Naciones Unidas a la guerra de Siria, dos años y medio después de comenzar en marzo de 2011. “Si no se detienen los combates, este país desaparecerá tal y como lo conocemos”, advirtió Antonio Guterres. “Siria se ha convertido en una catástrofe humanitaria y desplazamiento sin igual en la historia reciente”. Cuando el representante de la ONU pronunció estas palabras, el 10% de los habitantes de Siria se habían visto obligados a abandonar sus hogares. Hoy esta tragedia va mucho más allá. El país se desangra. Con más del 50% de su población desplazada y más de 500.000 muertos, camina hacia el borde del abismo de una hambruna que podría llevar a la muerte a millones de niños. La muerte invisible. El 15 de junio se cumplieron 9 años y 3 meses del inicio de un conflicto al que se suman un duro embargo econ