Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

Hace frío, mucho frío

Un televisor en el suelo. Un espejo circular. Una cama. Una mesita negra. Varias mantas. Una estantería desnuda queapenas se mantiene en pie. Un arcón. Una fotografía. Tres niños. Sus hijos. Una lámpara. Cinco bombillas. Tres de ellas apagadas. Paredes. Techos desconchados. Ennegrecidos por la humedad. Hay mucha humedad. También hace frío. Mucho frío... Bienvenidos a la habitación de la casa de Bernarda Parra Íñiguez, de 48 años, la última víctima de los desahucios en Navarra. Después de 15 años residiendo en Pamplona, esta mujer, viuda y madre de tres hijos (uno de ellos fallecido), será desalojada de su casa el próximo 12 de diciembre a las nueve de la mañana. En esta ocasión, la entidad del desalojo será Ibercaja.
¿Cómo está el resto de la casa? Igual. Como la estantería vacía de la habitación.

La escalera de los desahucios

Unas escaleras que conducen al rellano del infierno de la amenaza del desahucio. Al espejo frente al que se miran cientos de personas en Navarra. Este año pueden ser 800 desalojos. Cuando uno accede al interior del portal Nº1 de la calle Nuestra Señora Aránzazu de Berriozar, junto al Ayuntamiento, sube la escaleras hasta la segunda, tercera y cuarta planta, y llama al timbre de cada puerta, uno descubre que al menos cuatro de sus ocho viviendas se encuentran al borde del abismo. Sus inquilinos, todos ecuatorianos pero con hijos navarros (llevan más de diez años aquí), explican, con serenidad, que no pueden más. O dan de comer a sus hijos o a los bancos.
Entre el debate suscitado por las medidas adoptadas por el Gobierno para aliviar este drama que dura ya cinco años, y el escepticismo y la esperanza que ha provocado el decreto-ley, las familias de este bloque de viviendas no dudan en abrir (ayer sábado) las puertas de sus hogares y describir brevemente la angustia.
En l…