Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2013

Familias enteras en la cola del paro

Lina Calderón tiene 48 años y es limpiacristales. Trabaja para una empresa de limpiezas que se encarga de abrillantar las ventanas de las oficinas del Servicio de Empleo de Navarra (SNE) de toda la geografía foral. Tanto por dentro como por fuera. Ayer, a la una de la tarde, unas horas después de que se publicaran los datos de la EPA, Lina se esforzaba en alcanzar los cristales más altos del exterior de la oficina del barrio pamplonés de la Rochapea. "Claro que me fijo en los rostros de la gente", expresaba, seria, dejando a un lado el material de trabajo. "Limpio a diario las oficinas de toda Navarra y sé muy bien lo que hay. Es un goteo incesante. Hay muchas personas... muchas", reiteraba, indignada.

Dentro, al otro lado de los reflejos, tras un cortinaje de color gris, entre silencios y una marea de pensamientos perdidos, se podía escuchar el juego de un niño de 3 años. Ian revoloteaba bajo uno de los dos tablones azules del que ayer colgaban contadas, contadís…

Una puerta a la vida

Tras el saludo final y el aplauso espontáneo dedicado a Serafín Zubiri, alumno invitado en un día "especial", Adriana Azcona, de 21 años, se abalanza en los brazos de su entrenadora, y exclama: "¡Arantza, te quiero! ¡Te quiero mucho!".

Pero no nos adelantemos... Una semana antes, a las siete de la tarde, varios jóvenes judokas entrenan separados por una cortina amarilla en el tatami del club Larrabide en Pamplona.

A un lado, se emplean con intensidad cuatro deportistas del Centro de Tecnificación. Al otro, dirigidos por Arantza Meca San Martín, entrenadora Nacional de Judo (5º Dan) y responsable de la Federación Navarra de Deportes Adaptados, lo hacen con el mismo entusiasmo 11 chicos y 2 chicas con necesidades educativas especiales de edades comprendidas entre los 14 y los 30 años.

En Navarra practican judo más de 30 alumnos pertenecientes al centro de Educación Especial Isterria (Ibero) y a la Federación Navarra de Deportes Adaptados. Todos tienen tramitada s…

Apátridas, los invisibles

En pleno siglo XXI todavía existen seres humanos "invisibles" a los ojos del resto del mundo. Personas sin derecho a una identidad, que viven en el limbo legal. Sin nacionalidad. Son los grandes olvidados de la sociedad. Los apátridas.Decía el físico nacido en Alemania, Albert Einstein, que el nacionalismo es una enfermedad infantil, el sarampión de la humanidad". Einstein fue apátrida cinco años de su vida tras renunciar a la ciudadanía alemana.

Images copyright Iván Benítez 



El legendario violonchelista, director de orquesta y activista político, Mstilav Rostropovich, también sintió en 1978 el desprecio y la humillación de ser privado de la nacionalidad por "actos sistemáticos contra el prestigio de la URSS". "No tiene usted ni idea de lo humillante que es ser un ciudadano despreciado, nos echaron del país", manifestaba entonces el músico.
El escritor austriaco Stefan Zweig tuvo que huir de los nazis en 1938 por ser judío. Desde la condición de apá…

Madre cayuco

Aunque el mar esté colmado, la lluvia sigue cayendo sobre él", reza un proverbio africano. Cuando la pamplonesa Conchi Salinas Andueza revive las imágenes emitidas esta semana por televisión sobre una patrullera de la Guardia Civil arrollando a una patera con 25 inmigrantes subsaharianos a bordo -todos cayeron al mar y ocho de ellos murieron-, se le pone la piel de gallina. No es para menos. La tragedia le ha tocado en lo más hondo. Hace siete años, acogió como a un hijo a Modou Kara Hann, un senegalés de 37 años que viajó en cayuco desde Mauritania. Kara podía haber sido uno de ellos. También pudo morir ahogado. La tragedia, captada por las cámaras del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), sucedió la madrugada del 13 diciembre.
     Un día después de la emisión, el Servicio Marítimo de la Guardia Civil reaccionó enviando un nota de prensa en la que hacía balance de 20 años de trabajo. "A lo largo de este tiempo se ha salvado a 50.000 personas", informaban.…