Ir al contenido principal

Mar de fondo




Sucedió el domingo pasado (9 de junio). En un instante, todo cambió. Parte de Pamplona y comarca quedaron completamente inundadas por los ríos Arga y Ultzama. La situación fue tan excepcional que policías municipales, bomberos, Cruz Roja y DYA tuvieron que reclutar a más efectivos. Nadie lo previó. El Arga, con un caudal de 623 m3/s (lo normal es 85,8 m3/s) alcanzó los 6 metros de altura en el puente de Santa Engrancia (el récord estaba en 4,30). El Ultzama pasó de los 40 m3/s a los 370. En las 12 horas previas a la gran riada (de las 21.00 horas del sábado a las 9.00 del domingo), los datos recogidos por el meteorólogo Enrique Pérez de Eulate en las cabeceras de ambos ríos ofrecían las siguientes cifras: en la estación de la Aemet de Eugui 80,6 litros; en la estación automática de la CHE 84,1; y en la de Lantz 67,2. Precipitaciones que, según Eulate, han ocurrido "en muchas ocasiones y sin provocar mayores problemas".

Los servicios de emergencia se emplearon a fondo en Villava y Huarte. Los bomberos evacuaron en lanchas a 25 personas. Uno de los helicópteros del Gobierno de Navarra rescató a un operario del ayuntamiento que trabajaba retirando vehículos atrapados. En la calle Ultzama, los coches, literalmente, navegaron. En Burlada, el Arga obligó a cortar varias calles. El caudal, a las 10.15 horas, era de 453m3/s y 4,59 metros de nivel. Doce horas antes se situaban en 40m3/s y 1,25 metros de nivel. Además de garajes y trasteros anegados, 16.000 personas se quedaron sin luz por una avería en la subestación de Landaben. En Etxauri se salvaron a cien perros del lazareto. En Ilurdotz la carretera se abrió en canal. Las pérdidas han sido cuantiosas. Los agricultores estiman unas 2.000 hectáreas de maíz, alfalfa y hortalizas. El Consorcio de Seguros cifra en 1.500 los siniestros y en 20 millones el coste.



 







En 1960 Navarra vivió una situación parecida a la de hace una semana. En aquella ocasión, fue en invierno. Un 30 de diciembre. Diario de Navarra abría su portada con la fotografía superior de la página tomada por Galle. En la imagen, hoy familiar, se ve la Rochapea inundada por la crecida del Arga. La riada, además de golpear de lleno el barrio pamplonés, afectó a otros pueblos de Navarra como Estella, donde la gente salió en barcas a prestar ayuda a las casas cercadas. "A las tres de la mañana cundieron los primeros síntomas de la alarma", informaba este periódico. "La gente comenzó a salir de las casas y a prestar sus servicios a los más necesitados. Algunos, dormidos, sin haberse precavido de la inundación han visto en la mañana de hoy cómo su comercios anegados por las aguas, habían sido destrozados. Las aguas del Ega, entretanto, continuaban subiendo y las calles de Estella se imposibilitaban para el tránsito...". Al final de la crónica, el periodista apuntaba con ironía: "Parece que el cielo se ha serenado un poco, aunque cualquiera se atreve a vaticinar...".

Comentarios

Entradas populares de este blog

5ª planta de la zona covid del Complejo Hospitalario de Navarra

Quinta planta de la zona covid del Complejo Hospitalario de Navarra. El neumólogo accede a la habitación 530. En su interior, Jorge, de 50 años, tumbado en la cama de medio lado y conectado a una máquina de oxígeno. - Buenos días, ¿cómo estás? Los compañeros de la UCI te están viendo muy de cerca. Tu respuesta es buena. -Por favor, evitad llevarme a la UCI lo máximo posible. -Es cuestión de tiempo. Nosotros no curamos tanto. Lo que hacemos es ganar tiempo para que tu organismo reacciones (…). -¿Qué tal comes? -Comer, como bien, pero sigo triste por lo de mi padre. Está ingresado por neumonía bilateral por covid. Está estable. Pero es una persona de 87 años… Es el miedo que tengo. Sé que es un hombre fuerte y va a pelear como un jabato. Dos días después, fallecía el padre de Jorge por covid.   

Año 2020, latido a latido

El año 2020 comenzó con una entrevista de los niños de 3º de Infantil del colegio Luis Gil de Sangüesa a los Magos de Oriente. "¿Tenéis madre?", les preguntaron Andrea y Javier  a Melchor, Gaspar y Baltasar. A partir de ese momento, la vida se derramó por la grieta de lo inesperado, provocando un torrente de acontecimientos difíciles de olvidar, escribiendo con mayúsculas un mensaje claro, contundente: "EMPATÍA, NADIE ES INMORTAL".   Por eso, tal y como hizo Erika Balsom en el Festival Punto de Vista, tomemos este 2021 la caracola de los recuerdos y escuchemos.   (Fotos publicadas en Diario de Navarra) ----------------------------------------------------- Enero  La primera carta a los Magos Mañana de Reyes en Orkoien  "Si no es sí, es no" Febrero 2020   #BlackLivesMatter                      N- 121A                  Carretera asesina  To ros  Casta Navarra Febrero   9 años de guerra en Siria  Liberación de Alepo. Foto inferior,  Hama Provincia de Idlib    

"Por favor, no nos olvidéis"

La gran tragedia de este siglo se localiza a poco más de tres horas y 45 minutos de avión, en vuelo directo desde Barcelona. “La gran tragedia”. Así es como calificó el alto comisionado de Naciones Unidas a la guerra de Siria, dos años y medio después de comenzar en marzo de 2011. “Si no se detienen los combates, este país desaparecerá tal y como lo conocemos”, advirtió Antonio Guterres. “Siria se ha convertido en una catástrofe humanitaria y desplazamiento sin igual en la historia reciente”. Cuando el representante de la ONU pronunció estas palabras, el 10% de los habitantes de Siria se habían visto obligados a abandonar sus hogares. Hoy esta tragedia va mucho más allá. El país se desangra. Con más del 50% de su población desplazada y más de 500.000 muertos, camina hacia el borde del abismo de una hambruna que podría llevar a la muerte a millones de niños. La muerte invisible. El 15 de junio se cumplieron 9 años y 3 meses del inicio de un conflicto al que se suman un duro embargo econ