Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero 22, 2013

El ascensor, un sueño

Dos veces al día, Félix Calvo Arroyo, de 85 años, coloca un taburete blanco en el rellano de la primera planta del número 17 de la calle Goroabe, en el barrio de la Milagrosa (Pamplona). La primera vez, a las nueve y media de la mañana. La segunda, a las seis de la tarde. El taburete sirve para que Carmen Sanz Juguito, su mujer, de 81 años, enferma de parkinson, pueda reponer fuerzas cuando sale de casa para ir al centro de día de ayuda a personas dependientes, y cuando regresa del mismo por la tarde.Treinta y cinco escaleras separan el portal de su casa. Cada vez que suben o bajan -siempre lo hacen arropados por uno de sus dos hijos-, Félix se tiene que emplear a fondo. Además del parkinson, Carmen sufrió un trombo en los pulmones. "Y las rodillas a duras penas soportan el peso de su cuerpo", detalla, sujetando con firmeza las manos de su mujer y tirando de ella con suavidad. Son las seis y cuarto de la tarde. La ambulancia que trae a Carmen a casa se ha retrasado unos min…