Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 2, 2015

Pueblos en silencio

La noche más cerrada se aloja en lo alto de una colina del Almiradío de Navascués. Aquí, en el pueblo de Aspurz, a siete kilómetros de Navascués y sesenta de Pamplona, en un enclave singular con vistas a la Selva de Irati, viven 16 personas (12 hombres y 4 mujeres). Las farolas se apagan por ahorro a la una de la madrugada y se encienden a demanda. Todo el mundo sabe dónde están los pulsadores. Las aguas del río Salazar bajan estos días más apocadas de lo habitual. “Hace un mes que no llueve”, dicen con preocupación. Para llegar a Aspurz, primero hay que desviarse y cruzar un estrecho puente. El punto de referencia es un edificio en ruinas. Una vieja posada que, en un tiempo no muy lejano, dio de comer los domingos a los habitantes de la zona. Una pendiente de un kilómetro conduce directamente a la cresta. Cinco olivos dan la bienvenida en la entrada. Cerca del frontón, la única fuente ha dejado de refrescar. El lavadero también se encuentra seco. Un tablón de anuncios, en el late…