Ir al contenido principal

Osasuna, pasaje a Primera


VÍDEO: Dos avionetas. Cuatro pilotos. Una bandera.
https://www.youtube.com/watch?v=sXD9ar1G4T8










Existen dos momenticos al año en los que, sorprendentemente, Navarra vuela unida y en la misma dirección, enarbolando la misma bandera. Uno, el 6 de julio, cuando las manecillas del reloj coinciden en lo alto de la esfera. El segundo, cuando vibra entera con Osasuna.


Eran las doce del mediodía cuando dos avionetas del Real Aeroclub de Navarra despegaban el miércoles del Aeropuerto de Pamplona rumbo a El Sadar. Aunque el vuelo apenas duró cuarenta minutos, los preliminares no fueron fáciles. De hecho, se prolongaron cerca de tres horas.

El propósito del encuentro consistía básicamente en sobrevolar el estadio a mil cien pies de altura (unos 350 metros) con una avioneta comprada en Irlanda y que, curiosamente, viste los mismos colores que la equipación rojilla. El problema era que había que ondear en pleno vuelo la bandera de Osasuna. ¿Aguantaría el mástil a 150 km/h? Para comprobarlo, los bomberos de Aena aportaron su dosis de ilusión.

A las diez de la mañana, el presidente del aeroclub, José Luis Llorente Cañal, convocó a los pilotos en el hangar. “Todo por Osasuna”, reía el presidente. Carlos EuguiCésar Santesteban Ángel Goizueta planificaron las maniobras y valoraron las posibles maniobras. Demasiados flecos sueltos. Y la seguridad es lo primero. Eugui, el más experimentado, no parecía del todo seguro. “¿Que hay que volar por encima de El Sadar agitando desde el interior de la cabina  la bandera?”. Un reto extraño, gesticuló sin disimulo, soltando una media sonrisa más que esclarecedora. A su lado, Santesteban tranquilizaba al personal. “Vamos a intentarlo”, espoleó.

Entre los bomberos de guardia, se encontraba esa mañana un jugador veterano de Osasuna, Alberto, hijo de Recalde, el legendario portero del equipo. Optimista, Alberto se prestó sonriente a comprobar la resistencia del estandarte. Para ello, acompañado por Santesteban en todo momento, se subieron al vehículo con el que se comprueba el coeficiente de fricción de las pistas de los aeropuertos, y rodaron a 120 km/h por la pista de aterrizaje. El palo aguantó, quebrándose minutos después, al despegar. Aún así, los pilotos no se doblegaron. Remontaron el vuelo y la izaron a su manera, con las manos. “¡Se puede hacer!”, volvió a azuzar Santesteban. Su energía y entusiasmo contagió al resto. Al final, vestida de rojo y azul, la avioneta de origen irlandés surcó el cielo de Pamplona hasta colocarse a la altura de El Sadar. Desde los mandos de Eugui se distinguía sobre el césped los movimientos lentos y acompasados del jardinero con la segadora. De vuelta al hangar, los pilotos izaron de nuevo la enseña. Lo habían conseguido. “No creo que los irlandeses pintaran la avioneta de rojo y azul porque supieran que somos navarros”, murmuró Llorente, satisfecho al verles aparecer. Esta tarde le toca a Osasuna volar alto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

5ª planta de la zona covid del Complejo Hospitalario de Navarra

Quinta planta de la zona covid del Complejo Hospitalario de Navarra. El neumólogo accede a la habitación 530. En su interior, Jorge, de 50 años, tumbado en la cama de medio lado y conectado a una máquina de oxígeno. - Buenos días, ¿cómo estás? Los compañeros de la UCI te están viendo muy de cerca. Tu respuesta es buena. -Por favor, evitad llevarme a la UCI lo máximo posible. -Es cuestión de tiempo. Nosotros no curamos tanto. Lo que hacemos es ganar tiempo para que tu organismo reacciones (…). -¿Qué tal comes? -Comer, como bien, pero sigo triste por lo de mi padre. Está ingresado por neumonía bilateral por covid. Está estable. Pero es una persona de 87 años… Es el miedo que tengo. Sé que es un hombre fuerte y va a pelear como un jabato. Dos días después, fallecía el padre de Jorge por covid.   

Año 2020, latido a latido

El año 2020 comenzó con una entrevista de los niños de 3º de Infantil del colegio Luis Gil de Sangüesa a los Magos de Oriente. "¿Tenéis madre?", les preguntaron Andrea y Javier  a Melchor, Gaspar y Baltasar. A partir de ese momento, la vida se derramó por la grieta de lo inesperado, provocando un torrente de acontecimientos difíciles de olvidar, escribiendo con mayúsculas un mensaje claro, contundente: "EMPATÍA, NADIE ES INMORTAL".   Por eso, tal y como hizo Erika Balsom en el Festival Punto de Vista, tomemos este 2021 la caracola de los recuerdos y escuchemos.   (Fotos publicadas en Diario de Navarra) ----------------------------------------------------- Enero  La primera carta a los Magos Mañana de Reyes en Orkoien  "Si no es sí, es no" Febrero 2020   #BlackLivesMatter                      N- 121A                  Carretera asesina  To ros  Casta Navarra Febrero   9 años de guerra en Siria  Liberación de Alepo. Foto inferior,  Hama Provincia de Idlib    

"Por favor, no nos olvidéis"

La gran tragedia de este siglo se localiza a poco más de tres horas y 45 minutos de avión, en vuelo directo desde Barcelona. “La gran tragedia”. Así es como calificó el alto comisionado de Naciones Unidas a la guerra de Siria, dos años y medio después de comenzar en marzo de 2011. “Si no se detienen los combates, este país desaparecerá tal y como lo conocemos”, advirtió Antonio Guterres. “Siria se ha convertido en una catástrofe humanitaria y desplazamiento sin igual en la historia reciente”. Cuando el representante de la ONU pronunció estas palabras, el 10% de los habitantes de Siria se habían visto obligados a abandonar sus hogares. Hoy esta tragedia va mucho más allá. El país se desangra. Con más del 50% de su población desplazada y más de 500.000 muertos, camina hacia el borde del abismo de una hambruna que podría llevar a la muerte a millones de niños. La muerte invisible. El 15 de junio se cumplieron 9 años y 3 meses del inicio de un conflicto al que se suman un duro embargo econ