Ir al contenido principal

El sexto sentido de Ultzama




Verde pradera y marrón lodazal. Horizonte de agua, leche y miel. Brazos de hayas y robles milenarios, que alzan su desnudez invernal mecidos entre coreografías imposibles, perfectas, a ritmo del vuelo acrobático de cientos de estorninos. Resonancias melódicas que se acoplan a unos acompasados cencerros. Sonidos quebrados por rugidos de motores furtivos, trailers incansables -cada vez más-, que atraviesan venas de asfalto y piedra.
Ultzama, que significa “el más elevado”, es un lienzo de 1.667 habitantes y 15 pueblos, sobre el que se derraman colores irreales. La llamada ‘Suiza navarra’. Sus primeros pobladores datan de la época del paleolítico, hace unos 15.000 años. Ultzama, “laboratorio” natural donde se Imagina y Crea, con mayúsculas. Aquí se ha concebido, con toda probabilidad, el verde y el blanco del invierno; además del rojo del otoño. Laboratorio de pigmentos inexplicables que tiñen en cada época paisajes salpicados de casas solariegas y caseríos tradicionales.
Imaginen un lugar donde se roza el pleno empleo. Donde el turismo y la agricultura permiten alcanzar una tasa de paro por debajo del 5% en un país en el que la media se sitúa en un 16,7%. Pues bien, estos lugares existen: Benasque, Valenzuela, La Vilavella, Ultzama... Aquí, en esta tierra de leche, pastos e industrias, han nacido y corrido los mejores caballos de carreras del mundo, como el pura sangre Dyhin Diamond.
Ultzama, valle protegido de naturaleza desbordante y generosa, el primer municipio sostenible donde hasta la hierba tiene label o marca registrada. Y por proteger, hasta las setas lo están.
Aquí, en Ultzama, viven y trabajan tres hombres que resumen bien la trayectoria del valle. José Ramón Barberena Iraizoz, Pachi Iribarren Altuna y José Ramón Berasáin constituyen tres ejemplos de lo que guarece esta tierra de raíces profundas.
El primero es carpintero, el segundo trabaja en una fábrica de piensos, y el tercero, en un taller de chapa. Los tres coinciden, por separado, al afirmar: “En este valle se nos distingue porque somos gente movida, trabajadora, que nos hemos sabido buscar la vida desde muy jóvenes”. Se podría decir que en Ultzama impera una especie de “sexto” sentido, una intuición natural que ayuda a saber distinguir entre construir o desmoronar. Y un apego a la tierra que les vio nacer y en la que viven y sueñan. La misma de leche, pastos e industrias. La verde y marrón.


Comentarios

Entradas populares de este blog

5ª planta de la zona covid del Complejo Hospitalario de Navarra

Quinta planta de la zona covid del Complejo Hospitalario de Navarra. El neumólogo accede a la habitación 530. En su interior, Jorge, de 50 años, tumbado en la cama de medio lado y conectado a una máquina de oxígeno. - Buenos días, ¿cómo estás? Los compañeros de la UCI te están viendo muy de cerca. Tu respuesta es buena. -Por favor, evitad llevarme a la UCI lo máximo posible. -Es cuestión de tiempo. Nosotros no curamos tanto. Lo que hacemos es ganar tiempo para que tu organismo reacciones (…). -¿Qué tal comes? -Comer, como bien, pero sigo triste por lo de mi padre. Está ingresado por neumonía bilateral por covid. Está estable. Pero es una persona de 87 años… Es el miedo que tengo. Sé que es un hombre fuerte y va a pelear como un jabato. Dos días después, fallecía el padre de Jorge por covid.   

Año 2020, latido a latido

El año 2020 comenzó con una entrevista de los niños de 3º de Infantil del colegio Luis Gil de Sangüesa a los Magos de Oriente. "¿Tenéis madre?", les preguntaron Andrea y Javier  a Melchor, Gaspar y Baltasar. A partir de ese momento, la vida se derramó por la grieta de lo inesperado, provocando un torrente de acontecimientos difíciles de olvidar, escribiendo con mayúsculas un mensaje claro, contundente: "EMPATÍA, NADIE ES INMORTAL".   Por eso, tal y como hizo Erika Balsom en el Festival Punto de Vista, tomemos este 2021 la caracola de los recuerdos y escuchemos.   (Fotos publicadas en Diario de Navarra) ----------------------------------------------------- Enero  La primera carta a los Magos Mañana de Reyes en Orkoien  "Si no es sí, es no" Febrero 2020   #BlackLivesMatter                      N- 121A                  Carretera asesina  To ros  Casta Navarra Febrero   9 años de guerra en Siria  Liberación de Alepo. Foto inferior,  Hama Provincia de Idlib    

"Por favor, no nos olvidéis"

La gran tragedia de este siglo se localiza a poco más de tres horas y 45 minutos de avión, en vuelo directo desde Barcelona. “La gran tragedia”. Así es como calificó el alto comisionado de Naciones Unidas a la guerra de Siria, dos años y medio después de comenzar en marzo de 2011. “Si no se detienen los combates, este país desaparecerá tal y como lo conocemos”, advirtió Antonio Guterres. “Siria se ha convertido en una catástrofe humanitaria y desplazamiento sin igual en la historia reciente”. Cuando el representante de la ONU pronunció estas palabras, el 10% de los habitantes de Siria se habían visto obligados a abandonar sus hogares. Hoy esta tragedia va mucho más allá. El país se desangra. Con más del 50% de su población desplazada y más de 500.000 muertos, camina hacia el borde del abismo de una hambruna que podría llevar a la muerte a millones de niños. La muerte invisible. El 15 de junio se cumplieron 9 años y 3 meses del inicio de un conflicto al que se suman un duro embargo econ