Ir al contenido principal

Un plato de arroz al día (con suerte)







Ocurrió un mediodía de agosto, en la India, nueve años antes de la pandemia. Aún no me quito de la cabeza el semblante de aparente serenidad de aquellos niños al quedarse sin la escudilla de arroz frío que les garantizaba una comida ese día. 

El número de personas que padece hambre en el mundo está aumentando, según los resultados de un estudio anual de Naciones Unidas publicado en julio. En los últimos cinco años, decenas de millones sufren subalimentación crónica. Se estima que más de 700 millones pasan hambre, un aumento de 60 millones en diez años. La mayor malnutrición se da en Asia, pero está creciendo con más rapidez en África. Según el último informe de Naciones Unidas, la pandemia de la la covid-19 podría provocar, a finales de 2020, un aumento de 130 millones de personas afectadas por el hambre crónica en todo el mundo.
























 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Regresar a casa, a Siria?

Hubo un tiempo en el que los sirios vivían en familia. Sus casas se levantaban en torno a la familia. La vida confluía en casa de los abuelos y los tíos. Pero un día la guerra lo dinamitó todo, incluido el núcleo familiar. Ocurrió en marzo de 2011. Según la ONU, el conflicto continúa siendo la mayor crisis mundial. Más de 920.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares en 2018. Este es el retrato de uno de estos núcleos familiares, al este de Alepo, un lugar arrasado por la metralla. El miércoles 20 de junio se celebrará el Día Mundial de las Personas Refugiadas.


"¿Regresar a casa, a Siria?”. La respuesta se encuentra en los motivos que condujeron a sus habitantes a convertirse de la noche a la mañana en refugiados y desplazados. Las razones de no querer regresar se hallan en el interior de edificios consumidos por el silencio. Porque esto es lo que queda en los barrios en los que nacieron y crecieron: silencio. El silencio de la muerte. El silencio de la destrucci…

40 días y 40 noches (crónica de un confinamiento XXVII)

Entre esta primera foto y la última han pasado 40 días y 40 noches.
Una cuarentena.                                  El confinamiento desde los ojos de una niña de 5 años.
















































Y el 16 de abril, nació Vera.
Salimos al Hospital a las 13.30 horas...
Helena se queda en casa de unos amigos.



<

Los 101 primeros días de pandemia desde los ojos de una niña de 5 años (penúltima crónica de un confinamiento XLVII)

Todo comenzó con un arcoíris de miedo e incertidumbre. Vera estaba a punto de nacer. Lo hizo el 16 de abril de 2020, un mes y dos días después del inicio de un estado de alarma que aún se mantiene, en medio de una pandemia provocada por un virus al que han llamado la covid-19. 
La noche del 14 de marzo de 2020, queridas hijas, se decretó el inicio de algo nuevo para todos. A partir de ese día quedamos confinados millones de personas. Dos semanas antes, vuestro padre aterrizaba en Pamplona después de trabajar durante dos semanas en Siria. Sin tiempo para digerir lo vivido en la provincia del Idlib, último frente de una guerra que camina hacia los diez años, nos encerramos en casa protegidos por un cinturón sanitario que aún perdura.A partir de ese 14 de marzo, se cerraron colegios, restaurantes, fábricas, incluso parques infantiles... Toda la economía quedó paralizada. Pero los hospitales no. Y se colapsaron. La gente moría en los pasillos. En soledad. No había camas, ni trajes de prote…